El destino para hoy es el ”Ceylon Tea Trails” – un conjunto de lujosos bungalows situados en el corazón del espectacular Sri Lanka, la tierra del té. Un paseo en bicicleta, una merienda inspirada en el té, y ofrecida por la familia Fernando (propietarios de Dilmah), para luego disfrutar de una velada en compañía del mejor té del mundo. Los chefs Andrea Ferrero de Italia, y Jarek Uscinski de Polonia, realizarán sus demostraciones culinarias hoy.

-actualización-

El sol se apoderó de las tranquilas aguas del embalse de Castlereagh para saludar el séptimo día del programa “Chefs & the Teamaker”. El chef Andrea Ferrero se levantó temprano para estar comenzar su comunión con las musas de té, la comida y el arte . Para el chef ejecutivo del hotel Bugalri en Milán, donde la moda es una religión y el lujo es una forma de vida, las creaciones gastronómicas presentan a los alimentos en formas caprichosamente artísticas y naturales.

Andrea quería ser un artista, y eso es evidente en su cocina. Nacido en una familia de amantes de la comida, Andrea confirmó su amor por la comida como un derecho desde su nacimiento. El filete de carne ahumada a la parrilla, en una fogata hecha a las afueras de los verdes prados de la casa de huespedes de Castlereagh (propiedad del “Ceylon Tea Trails”), usando té Dilmah de la variedad “T-Series VSRT Lapsang Suchong”, acompañado con cebollas, papas rotas y hierbas poco comunes, hacían eco de la pureza de la naturaleza que nos rodeaba . Como dice Andrea, “Esta comida estaba destinada a comerse de esta forma”.

Mientras tanto, el gran chef polaco Jarosław Usciński se estaba preparando para crear sus propios platos inspirados en té, en la casa de huespedes Tientsin, también propiedad del “Ceylon Tea Trails”. Con el uso de la línea Excepcional de Dilmah, Jarek preparó unos deliciosos platos que incluían Chanterelle y paté de damascos secos, servidos con mousse de semola de cebada cocido con Dilmah Berry Sensation, una salsa de espárragos verdes con semillas de girasol y toques de clavo de olor, y una tarta de atún con capas gel de té verde, palta y mango fresco, aderezado con canela y pimienta negra.

El resto de los chefs pasó la mañana paseando en bicicletas a través de los caminos de la finca, que van desde Dunkheld hasta el desvío a Castlereag. A mitad de camino se detuvieron para unirse a Merrill J. Fernando, y sus hijos Dilhan y Malik, para la entrega de un conjunto de viviendas construidas por la Fundación de Caridad MJF.

Más tarde, al caer el sol, mientras las largas sombras de la tarde se pintaban en las paredes de la casa de huespedes Tientsin, los chefs se reunieron para tomar un delicioso té de altura, en la frescura de la terraza del bungalow. Brindamos por quienes honran con su presencia esta mesa: Cada uno genio por derecho propio, cada uno celebre por su talento excepcional, donde su amor por lo que hacen y su apasionada e incesante búsqueda de la perfección, los trajo desde los confines del mundo hasta la maravillosa isla de Sri Lanka – el hogar de Dilmah .