El décimo y último día del tour llegó, y con el la hora de las despedidas. Finalmente el equipo comenzaba el camino de regreso a sus países.

Era una postal embriagadora, recordando aún los vigorizantes 10 días de convivencia con estos 10 bartenders que viven y respiran su oficio, intercambiando la experiencia de la coctelera inspirada en té, y altas dosis de alegría.

Si es que ellos alguna vez olvidan el calor del sol tropical, la belleza de los verdes prados, o la frescura del aire fresco de la montaña,  todo lo que necesitan hacer es preparar una taza de té Dilmah y estarán de regreso en el corazón de este país encantado, que es Sri Lanka.