Domingo, el séptimo día del tour, se pasó en la hermosa Finca Somerset. Situada en el Valle Dimbula, icónica por sus laderas de la cordillera central de Sri Lanka, la Finca Somerset se encuentra a una altura de 4.000 – 5.000 metros. Es el corazón del té Uda Watte, con lo que esta región puede remontar sus orígenes a los años de 1870.

Uda Watte significa “jardín de altura” en el dialecto local. La región, que ocupa algunos de los mejores jardines de té del mundo, se encuentra en medio de un paisaje impresionante de montañas y barrancos, de caminos sinuosos y cascadas; y el aire fresco crea un té muy característico que mezcla cuerpo con frescura.

El autobús se abría paso a través de las laderas más preciadas del país del té, y el equipo se dispuso a disfrutar del té y del sol radiante que convirtió el valle en una alfombra de oro verde. En la finca, todos se juntaron para un entrenamiento intenso en degustación de té, que fue realizado por Dilhan, usando una variedad de tés cultivados en la región. Fue una nueva experiencia para todos, que aprendieron a diferenciar las variedades de té con cada taza.

Una vez que la degustación se completó, el equipo visitó el centro médico, financiado y operado por la Fundación de Caridad MJF, para el bienestar de los trabajadores de las plantaciones y de otras personas que no tienen medios para obtener atención médica. Luego, con su amabilidad desbordante, se dirigieron de nuevo a la ciudad de Nuwara Eliya para una muy necesaria tarde de descanso y relajación.

Algunos optaron por hacer uso del lindo día para jugar un partido de golf en el campo de Nuwara Eliya, situado a pocos minutos de distancia del hotel, mientras que los otros disfrutaron del sol suave y del aire fresco en un día de descanso sin hacer nada.

Mientras que hacían uso de su tarde de descanso, la estrella del día Nick Casely, de Nueva Zelanda, se comenzó con su preparación única. Su brebaje terroso, especiado con lo mejor del té de altura, fue acompañado de una gran cantidad de recuerdos de Sri Lanka y quedó fue sencillamente espectacular, digno de esta joya del país del té.